BOKADO

BLOG

27/12/2018

En Mikel Santamaría no tenemos desperdicio

Al menos eso es lo que dice la distinción que nos han concedido desde la concejalía de Medioambiente de Donostia y que nos honra como uno de los establecimientos de la ciudad que realizamos el esfuerzo de no desperdiciar los alimentos que compramos.

Al menos eso es lo que dice la distinción que nos han concedido desde la concejalía de Medioambiente de Donostia y que nos honra como uno de los establecimientos de la ciudad que realizamos el esfuerzo de no desperdiciar los alimentos que compramos.
 
Nos enorgullece enormemente haber recibido esta distinción y nos gusta, no queremos negarlo, que se nos reconozca esta labor. Porque en nuestro restaurante, así como a través del resto de labores e iniciativas gastronómicas y culinarias que llevamos a cabo desde todo el grupo Bokado, entendemos que el futuro de nuestra cocina, de nuestros campos, de nuestro mar y de la forma de vida autóctona y local, tal y como la entendemos, pasa por ser sostenibles y por cuidar el medioambiente que nos rodea.
 
¿Qué criterios hemos cumplido para que la concejalía de Medioambiente de la ciudad nos haya otorgado esta distinción? Pues en palabras de la propia concejala, Ane Oyarbide, hay varias iniciativas con las que se puede contribuir: “Por ejemplo, los restaurantes tienen que ofrecer a los clientes un túper para las raciones sobrantes, así como informar y formar a los trabajadores para evitar el despilfarro y segregar todos los materiales que se producen en el restaurante para su reciclaje”. 
 
Efectivamente, hay un conjunto de buenas prácticas que llevan por la senda del reciclaje, del máximo aprovechamiento del producto en su totalidad, del cuidado del entorno y del esfuerzo continuo por evitar cualquier tipo de despilfarro.
 
Si hace poco os contábamos en el artículo que dedicamos a la cocina de kilómetro cero, nuestra sincera adhesión y nuestro fervoroso convencimiento y trabajo para llevar a cabo una cocina sostenible, que comience por fomentar el producto de cercanía, este reconocimiento nos vuelve a dar empuje y fuerza para continuar en esta senda de cero desperdicios y de cuidado máximo de nuestro entorno gastronómico.
 
Estamos encantados de que digan de nosotros que no tenemos desperdicio, tanto metafóricamente como por la realidad de nuestros hechos. Por ello, nos felicitamos y extendemos esta felicitación a los otros 15 restaurantes que han sido distinguidos con esta pegatina medioambiental: La Muralla, Urepel, Gandarias, La Raviolina, Garraxi, Avenida XXI, Km.0, Australian Koorner, Sidrería Garbera, All i Olli, El Fogón, Restaurante Albergue de Ulia, Juantxo, Peregrinus y Bera-Bera.
 
A todos, felicidades. Sigamos trabajando por nuestra tierra, por nuestra gastronomía y por nuestra forma de entender la vida.

Nos enorgullece enormemente haber recibido esta distinción y nos gusta, no queremos negarlo, que se nos reconozca esta labor. Porque en nuestro restaurante, así como a través del resto de labores e iniciativas gastronómicas y culinarias que llevamos a cabo desde todo el grupo Bokado, entendemos que el futuro de nuestra cocina, de nuestros campos, de nuestro mar y de la forma de vida autóctona y local, tal y como la entendemos, pasa por ser sostenibles y por cuidar el medioambiente que nos rodea.

 

¿Qué criterios hemos cumplido para que la concejalía de Medioambiente de la ciudad nos haya otorgado esta distinción? Pues en palabras de la propia concejala, Ane Oyarbide, hay varias iniciativas con las que se puede contribuir: “Por ejemplo, los restaurantes tienen que ofrecer a los clientes un túper para las raciones sobrantes, así como informar y formar a los trabajadores para evitar el despilfarro y segregar todos los materiales que se producen en el restaurante para su reciclaje”.

 

Efectivamente, hay un conjunto de buenas prácticas que llevan por la senda del reciclaje, del máximo aprovechamiento del producto en su totalidad, del cuidado del entorno y del esfuerzo continuo por evitar cualquier tipo de despilfarro.

 

Si hace poco os contábamos en el artículo que dedicamos a la cocina de kilómetro cero, nuestra sincera adhesión y nuestro fervoroso convencimiento y trabajo para llevar a cabo una cocina sostenible, que comience por fomentar el producto de cercanía, este reconocimiento nos vuelve a dar empuje y fuerza para continuar en esta senda de cero desperdicios y de cuidado máximo de nuestro entorno gastronómico.

 

Estamos encantados de que digan de nosotros que no tenemos desperdicio, tanto metafóricamente como por la realidad de nuestros hechos. Por ello, nos felicitamos y extendemos esta felicitación a los otros 15 restaurantes que han sido distinguidos con esta pegatina medioambiental: La Muralla, Urepel, Gandarias, La Raviolina, Garraxi, Avenida XXI, Km.0, Australian Koorner, Sidrería Garbera, All i Olli, El Fogón, Restaurante Albergue de Ulia, Juantxo, Peregrinus y Bera-Bera.

 

A todos, felicidades. Sigamos trabajando por nuestra tierra, por nuestra gastronomía y por nuestra forma de entender la vida.